martes, 24 de mayo de 2011

Lujuría


Tengo la mar enardecida
la bruma de mis añoranzas danzan inundando mi costa de deseos

Cuan difícil puede ser  a veces descifrar un te quiero
pero más aun,
cuan difícil puede ser negarse al sentimiento

Si en efecto: Tengo miedo!
miedo de equivocarme de nuevo
y naufragar solamente en tu silencio

Aun así, anda mi musa enfurecida.
Realenga se apodera de mi mente
lo único que hace es pensarte,
recordarte,
añorarte
en un collage de posiciones
que ni siquiera el kamasutra retaría

¡Oh Sí!
Dulce marinero de mis  travesías 
tierna tormenta adormecida
hurgando, andan mis ganas en tu pecho
consternadas ante la posibilidad de un nuevo encuentro.

En ti no hay experimento más grande que el de la amarga osadía
Hagamos el momento eterno
las constelaciones infinitas
Hagamos lo correcto: lo imperfecto
Lujuria ... ¿Cuándo dejaras de ser mía?
                        
                                                                 Jessica TM